Once Upon a Time in Hollywood: el Tarantino que amamos pero de manera diferente.

Uno de los directores más importantes de nuestra época, sin lugar a dudas, es el inigualable Quentin Tarantino, con una sensibilidad gráfica, una acidez narrativa y una contundencia musical que son incomparables al día de hoy. Muchas de estas cualidades se dan cita en su más reciente obra: Once Upon a Time in Hollywood.

Hay que destacar, quizá ,que acá lo hacen de una manera a la que no estamos acostumbrados pues algunos de los elementos que solemos obtener de las películas de Tarantino, en esta ocasión, se encuentran velados, ocultos y, al menos, pospuestos. Asunto que permite que la experiencia fílmica pura, narrativa, sea mucho más franca y pulcra. Y, si bien Tarantino nunca ha padecido de malos guiones, acá el acceso prístino a la construcción narrativa sólo vuelve mucho más elegante y sutil la presencia de la particular sensibilidad del director estadounidense.

Es una película riquísima en referencias a la historia del cine que juega de manera excepcional con la precisión histórica y la fantasía tarantinesca, creando un ambiente de tensión perpetua que está muy bien dosificada y regulada por las cámaras de Quentin. Con flashbacks, cambios de puntos de vista y un manejo muy bien planeado de cada uno de los personajes, el resultado es excelente.

Los riesgos acá se derivan de las expectativas de la audiencia que juegan también un rol en lo bien que funciona la película pero que podrían ser la ocasión de que algunos no aprecien lo que Tarantino está poniendo en pantalla. Por eso, nos parece importante advertir, hay que permitir a la película que transcurra de manera natural, dándole su paso y procurando atención a los guiños y elegantes juegos que va dejando en su desarrollo porque sólo así la recompensa final llegará en su justa y magnífica medida.

Por lo demás hay dos sugerencias previas que podemos recomendar para sacar todo el potencial que esta película tiene: primero, empaparse brevemente de la conocida historia de Charles Manson y Sharon Tate y, segundo, más anecdótica, prepararse para una escena post créditos que contiene la película que, en caso de que te la pierdas, tampoco tiene tantas implicaciones elementales para la cinta, aunque sí valdrá la pena para los aficionados al arte de Tarantino.

En conclusión, una deliciosa película que exhibe la madurez y todo el rango que es capaz de alcanzar Tarantino, llena de entretenimiento puro, de risas y varios y variados cambios de tono, ritmo y emociones. ¿La mejor película de su carrera? Depende de qué es lo que te guste de Tarantino. Aquí está presente el de siempre, el que no falla, el que cautiva, pero eso sí, de una manera nunca antes vista.

El editorial de la semana:

Steven Spielberg Los Fabelman The Fabelmans explicacion oscars David Lynch Paul Dano Gabriel LaBelle Michelle Williams

Entre el arte y la familia: donde nace el autor

Quizá por el surgimiento de relativismos, perspectivismos y subjetivismos como el lenguaje idóneo de las atracciones de la cultura popular, quizá como un espíritu revisionista de los finales del siglo XX o quizá como una genuina intención de volcar la propia historia personal en la propia creación artística, películas como Roma, Bardo, Belfast, Licorice Pizza y Once Upon a Time in Hollywood han alimentado una tendencia reciente de cineastas galardonados por dedicar su cinematografía a compartirnos episodios, atmósferas y autoficciones personales que subliman en cine experiencias clave para sus personalidades y para sus talantes artísticos.

A la lista se suma el determinante e ineludible Steven Spielberg con The Fabelmans o Los Fabelman.

Leer Más >>

Contenido relacionado:

Babylon Damien Chazelle explicacion Margot Robbie Brad Pitt Diego Calva Tobey Maguire Flea Red Hot Chilli Peppers Holywood Oscars
Editorial

Entre el arte y la industria

Después de posicionarse en el circuito más alto de Hollywood —el de los galardones y premiaciones— con dos destacadas películas —Whiplash y La La Land—, el director francoestadounidense Damien Chazelle vuelve a las salas de cine con una cinta polémica que ha dividido a las audiencias y a la crítica especializada por su mezcla entre explicitud, un homenaje a la Historia del Cine, excesos, tribulación y pura belleza estética-cinematográfica: Babylon.

Leer Más >>
Editorial

La obligación de ser feliz

Como un rasgo pre-cultural, instintivo y primitivo, la sonrisa en los seres humanos se vincula automáticamente con sentimientos de satisfacción, placer e, incluso, felicidad. De ahí que la premisa general del film de horror psicológico Smile o Sonríe resulte tan ingeniosa al desplazar este gesto animal-social que ejercemos de un campo semántico convencional hacia un campo semántico horrífico y profundamente ligado con el trauma y la salud mental.

Leer Más >>
The Bear Star Plus El Oso Golden Globes Hiro Murai Jeremy Allen White Chef foodie
Editorial

Chef

Junto con la llegada de Instagram al mundo de las redes sociales y las aplicaciones floreció una cultura del consumo y de la imagen abocada a los alimentos: grandes platillos dispuestos de maneras elegantes y estimulantes que asemejan al espejismo de la publicidad. Con ese contexto de fondo, la llegada de The Bear o El Oso se siente como una consecuencia lógica y, sobre todo, necesaria dentro de una cultura que se enfoca en el resultado que es un platillo en una fotografía o un video. Una cultura que parece interesarse muy poco por todo lo que tiene que suceder para que ese platillo exista. The Bear es un vistazo a esas horas de preparación.

Leer Más >>
White Noise Ruido de fondo Netflix Noah Baumbach Don DeLillo Adam Driver Greta Gerwig Don Cheadle explicacion consumismo
Editorial

Miedo a la muerte

White Noise o Ruido de fondo, la nueva película del reconocido cineasta Noah Baumbach, es una película desconcertante y contraintuitiva que adapta el espíritu absurdista y de literatura posmoderna de la fuente original de esta historia: White Noise del escritor Don DeLillo.

Ya en los ochentas la novela de DeLillo criticaba al consumismo de su época apuntando a la manera en la que la identidad de los individuos ha sido raptada por aquello que consumen; ahora, a casi cuatro décadas de distancia, el White Noise de Baumbach recoge el mismo espíritu.

Leer Más >>